FBI contra el abuso en animales

El FBI rastrea abusos de animales ade la misma forma como si se tratase de homicidios. En Estados Unidos, la agresión contra un animal es considerada un crimen de primer grado.

El abuso animal se ha vuelto parte del “Grupo A” de delitos, junto con los incendios provocados, violaciones, secuestros, extorsiones, robos, homicidios otros delitos

Esto es para diseñar programas de educación y de intervención para ayudar a detener el abuso a los animales, así como rastrear incidentes que podrían ser precursores de delitos contra los seres humanos.