Los bebés tienen sueños desde antes de nacidos

Seguramente has observado sus párpados mientras el bebé duerme, y se aprecian movimientos con los ojos: eso significa que está soñando. Alguna mueca, una sonrisa, balbuceos… son otras señales que, cuando el bebé crece, demuestran que sueña incluso desde antes de nacer.

Durante el sueño se produce un importante trabajo cerebral que consiste en asimilar y relacionar la información recibida durante el día o los momentos de vigilia. Este proceso es el que origina los sueños y tiene lugar durante una fase determinada: la llamada “fase de movimientos rápidos de los ojos” (REM, por sus siglas en inglés).

SUEÑOS DEL FETO Y DEL BEBÉ RECIÉN NACIDO

Tal vez los bebés ya empiezan a soñar en el útero materno desde los siete meses de gestación, mientras duermen. Probablemente “piensen” en sonidos, en luces, pues evidentemente su experiencia vital no es muy extensa. Como hemos visto, hay estudios que comprueban que se produce la fase REM en fetos de siete meses de gestación e incluso anteriores. Los sueños en estas etapas consistirían en recreaciones sensitivas, mientras que una vez nacen ya pueden recrear también emociones.

En ese periodo no se tiene vigilia (al menos en el sentido postnatal) y probablemente se trata de un sueño continuo, pero muy activo.